La Luna y la belleza – Beneficios de las fases lunares

La influencia de la Luna sobre nuestro planeta y sobre nosotros mismos, abarcando nuestra energía, emociones y comportamientos, es innegable. 

 

Al igual que regula las mareas, el ciclo de siembra y cosecha, y hasta los nacimientos, la impresionante presencia de su luz blanca puede colaborar con nuestra belleza corporal si seguimos ciertos consejos alineados con sus fases.

 

Divididas en cuatro, las principales fases lunares se suceden en ciclos de 28 días, cada una con una duración de una semana. Examinemos cómo podemos aprovechar estas fases a nuestro favor, ya que cada una difiere en su naturaleza y aporte.

 

La Luna Nueva, también conocida como Luna Negra, marca un periodo de oscuridad, introspección y siembra creativa. En este momento, la belleza se nutre desde lo interno o espiritual, irradiando hacia el exterior. 

 

Se vincula con la alimentación saludable, nuestros pensamientos y la autoconciencia de cómo nos percibimos y cómo podemos mejorar para otorgarnos lo que necesitamos.

 

La Luna personifica la necesidad, protección y seguridad, desplegando una energía de naturaleza femenina. Al canalizar esta energía a nuestro favor, podemos realzar nuestra belleza en sintonía con sus momentos propicios.

 

Es en este instante que podemos organizar nuestros deseos y proyectarlos en acciones concretas. Por ejemplo, iniciar una dieta detox, perder peso, agendar una cita con el oftalmólogo, el dentista o un flebólogo para el tratamiento de várices. Incluso, considerar una consulta con un terapeuta de Reiki.

 

En esta fase de tranquilidad y relajación, se recomienda aromatizar los espacios que frecuentamos, ya sea nuestro hogar o lugar de trabajo, encendiendo sahumerios de lavanda, mirra, salvia, romero o menta. 

 

Antes de dormir, una ducha seguida de la aplicación de un aceite relajante puede ser de gran beneficio. Complementa esta práctica con meditaciones acompañadas de sonidos de cuencos tibetanos o melodías de la naturaleza.

 

Estas recomendaciones pueden anotarse en una sencilla hoja autoadhesiva y pegarse en un lugar visible como recordatorio para cumplirlas en la fase lunar adecuada:

 

La Luna Cuarto Creciente, momento de acción y organización. 

 

Solicitar citas con profesionales, obtener presupuestos, planificar el uso de ingresos para optimizar su rendimiento, salir a caminar, unirse a un gimnasio y considerar suplementos de minerales que contribuyen a tonificar el cuerpo.

 

En esta fase, nuestro organismo se halla en disposición de expandir todo lo que recibe, ya sean aspectos positivos o negativos. Por lo tanto, es esencial elegir grasas saludables como aguacate y aceite de oliva, mientras se evitan las perjudiciales.

 

Tomar decisiones progresivas y observar el resultado es una estrategia sabia.

 

La Luna Llena es el momento perfecto para tratamientos en un spa, nutrir el cabello, realizar limpiezas faciales profundas con profesionales o incluso considerar procedimientos de ácido hialurónico para combatir arrugas en el contorno de los ojos.

 

Al igual que todo crece durante esta fase, es posible que experimentemos hinchazón o retención de líquidos, para lo cual las infusiones naturales como la cola de caballo pueden ayudar a desinflamar el organismo. Asimismo, el drenaje linfático puede ser beneficioso.

 

En la fase de Luna Cuarto Menguante, es propicio realizar tratamientos exfoliantes con esponjas vegetales y aplicar mascarillas faciales hidratantes. 

 

Durante siglos, la Luna Llena ha sido considerada una fuente de energía para mejorar la belleza femenina, ligada de cerca a los ciclos menstruales. Siguiendo esta tradición, un baño bajo la luz lunar puede resultar en una experiencia revitalizante.

 

¿Cómo llevar a cabo esta práctica? Aquí tienes una guía:

 

Busca un lugar al aire libre y siéntate con la espalda recta durante unos 30 minutos. Así, tus energías se renovarán y sentirás resurgir tu fuerza interior.

 

¡Prueba esta técnica en la próxima oportunidad!

 

Y si sientes curiosidad por profundizar en diferentes maneras de aprovechar la energía de la luna en tu vida diaria, te sugerimos estas formaciones:

 

-> Certificación en Magia Lunar

 

> Maestría en Reiki Lunar

 

Hasta la próxima! 

Namasté.

2 comentarios en “La Luna y la belleza – Beneficios de las fases lunares”

    1. Hola Sandra cómo estás, así es, debemos aprovechar los beneficios que aporta la Luna a nuestro bienestar general. Tan hermosa, tan lejana y a la vez tan cerca de nosotros.
      Celebro que nos comentes. Te invito a ingresar a este linkhttps://worldholisticalliance.org/cursoslimpio/, donde podrás seguir aprendiendo más acerca de la Luna en el maravilloso curso MAGIA LUNAR, dictado por la profesora Belén Bauló. Un abrazo cordial, y te espero siempre de este lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =