Mi perro está de duelo, ¿Cómo acompañarlo?

En estos tiempos, hemos notado que muchas parejas han decidido abstenerse de tener hijos, optando, de manera paradójica, por adoptar o comprar mascotas, a las que tratan como miembros de la familia.


Es cada vez más común escuchar expresiones como “mi perrihijo” o “mi gathijo”.


Además, observamos a jóvenes estudiantes, especialmente aquellos que residen en el extranjero, conviviendo con mascotas, ya sean perros, gatos e incluso cobayos, aunque estos últimos son menos frecuentes debido a su corta esperanza de vida de 2 a 3 años.


La adopción de un animal, sin importar las circunstancias, implica una gran responsabilidad, ya que su vida promedio oscila entre los 9 años, especialmente en perros de tamaño grande, y los 15 a 20 años en animales más pequeños como gatos criados en hogares.


En algunos hogares, especialmente en casas con jardines, es común ver a varias mascotas, incluso 3 o 4, jugando con los niños. Sin embargo, vivir con varios animales conlleva el desafío de liderar la manada, siendo esencial asumir el rol de Líder Alfa para evitar ser manipulado por ellos.


A los amantes de los animales nos gusta disfrutar de su compañía, apreciar sus ocurrencias y comunicarnos con ellos.


Desde que llegan a nuestras vidas siendo bebés, o incluso rescatados de la calle, aprendemos a amarlos, cuidarlos y brindarles atención, desde vacunas hasta momentos de juego.


La triste realidad es que, con el paso del tiempo, notamos los signos del envejecimiento en nuestras queridas mascotas. Vemos cómo las canas aparecen en sus hocicos, observamos la mirada perdida en sus ojos a causa de las cataratas y presenciamos cómo su vitalidad para correr disminuye.


Aunque no jueguen como antes, siguen percibiendo la compañía a su alrededor.


Llega el inevitable día en que nuestros compañeros peludos se quedan dormidos y no despiertan. Este momento afecta no sólo a los humanos de la casa, sino también al resto de los animales que compartían la manada.


Algunos dejan de comer, esperan frente a la puerta de ingreso y otros andan errantes buscando al que ya no está.


Este es un momento de duelo tanto para los humanos como para los animales.


La aceptación calmada de esta realidad es el primer paso. Recordamos con aprecio el tiempo compartido y comprendemos que la manada continúa para seguir amando.


Jack, quien era amigo fiel de Toby hasta el final, ahora se encuentra perdido sin él. Es esencial permitir que los animales transiten su duelo, dedicándoles tiempo, hablándoles y demostrándoles amor.


Así como ellos nos reconfortan cuando nuestras energías están bajas, nosotros debemos acompañarlos en este momento doloroso, abrazándolos, sacándolos a pasear y hablándoles directamente a los ojos para transmitirles nuestra sanidad interior.


Además, podemos utilizar nuestras manos para ayudar en este proceso: al frotarlas y luego pasarlas a unos 10 cm de distancia del cuerpo de la mascota, desde la cabeza hasta la cola, podemos enviar energías renovadoras.


Al detenernos en la altura del corazón, podemos decir con voz suave, “Recibe estas energías del Universo, renovadoras de las tuyas”.


Repitiendo esta práctica tres veces, podemos contribuir a la sanación emocional de nuestras mascotas.


En este momento de pérdida, recordemos que, si nuestras mascotas han cruzado el Arcoíris, el mejor regalo que podemos ofrecerles es recordar sus travesuras con una sonrisa, porque, como dijo Eduardo Galeano: RECORDAR: Del latín re-cordis, volver a pasar por el corazón”


Namasté.

1 comentario en “Mi perro está de duelo, ¿Cómo acompañarlo?”

  1. Si sabré de esta situación, soy amante de los animales y mis mascotas hasta su último suspiro las he tenido en mis brazos, han sido ángeles que han llegado a mi vida, Morenita perdió a sus 2 hermanitas con diferencia de un mes, ella llena los espacios que dejaron, como siempre, fueron y es cuidada mi Morena con mucho amor, cariños, juegos, control veterinario. Son un miembro más de la familia, el amor y fidelidad es único, en una situación de riesgo pongo mi vida, así es como los amo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + catorce =