El agua arrastra la negatividad

¿Sabes qué porcentaje de Agua contiene nuestro cuerpo?

El cuerpo se compone en un 65-75% de agua. El 65 % de esa agua se encuentra en el interior de las células y el resto circula en la sangre.

El agua representa entre la mitad y los dos tercios del peso de una persona. Asimismo, nuestro cuerpo va perdiendo agua a través de la orina, la transpiración; y la respiración permanente de la piel. O sea, vapores que van saliendo y solo nos damos cuenta los días de calor; pero lo cierto, es que es algo que nos sucede permanentemente de forma imperceptible. Es por eso, que la hidratación es muy importante mantenerla diariamente bebiendo 2,5 l las mujeres y 3,5 los hombres.

El 70% del planeta es agua, el 96% agua salada, o sea que el 4% es agua dulce, pero solo el 0,025% es potable.

Beber un vaso de agua fresca reconforta seguramente, del mismo modo que tomar un baño; puesto que renueva energías.

El agua es un elemento purificador por excelencia que suele transmitir energías positivas y relajantes.

En el comienzo de la vida, el agua ocupa un lugar predominante y en su conservación también. Ella nos depura por dentro, llevándose todas las toxinas y los desechos del cuerpo.

Expresiones no deseadas de nuestra vida mental, como enojo, y odio una ducha se las lleva. El agua siembra vida y absorbe los disgustos y la ansiedad, y purifica el ambiente.

Observando las fuentes de agua en movimiento veremos como crea una energía muy beneficiosa, libera iones negativos que recomponen el campo iónico, dando la sensación de un ambiente más equilibrado ya que activa la productividad, porque el agua está relacionada al dinero, y el movimiento lo mejora.

El significado literal de Feng Shui, o “Viento y Agua», se debe a que es el elemento más receptivo que da origen a toda forma de vida y el equilibrio al planeta. Su cualidad como Elemento es la claridad mental y es sanadora.

Te voy a contar algunos secretos acerca de los baños sanadores, como prepararlos y cómo usarlos apropiadamente.

• Elemento Agua en el Feng Shui tiene mucha importancia.

Absorbe las energías negativas.

En la ducha con sal marina y romero y laurel

Cuando no tengamos disponible una bañera, debemos llenar un cuenco con agua caliente, agregar un puñado de sal marina y un ramo compuesto de romero y laurel atado con un listón blanco.

• Realizar un baño tradicional bajo la lluvia de la regadera, y al finalizar, se debe echar toda el agua del cuenco sobre la cabeza y dejar que seque naturalmente.

Anota este baño indicado para tu prosperidad, y abundancia en toda su magnitud.

Baño sanador de Ruda y Romero

Vas a necesitar:

Tres litros de agua bien caliente

Romero unas cuantas ramitas

• Ruda bastante, unas cuantas también

• Agregar las hierbas frescas en los tres litros de agua tibia.

• Dejar que las hierbas liberen todos sus jugos internos (el agua se irá aromatizando y cambiará de color.

• Dejar la mezcla por 3 horas o incluso un día entero, para que todas sus propiedades se disuelvan.

• Una vez que el agua esté bien aromatizada, es hora de hacer el baño.

• Primero, tomar una ducha como se hace habitualmente, limpiando bien el cuerpo.

• Puedes hacerlo en una bañadera o tina , donde se pueda agregar la mezcla o con ayuda de un cuenco puedes ir dejándolo caer sobre el cuerpo.

• Para mejorar la experiencia de esta ducha aromática, se recomienda encender un sahumerio o una vela.

Sanación recomendada para aquellos que deseen un trabajo redituable.

Baño de ruda y jengibre

Si estás sin trabajo, o tu bolsillo adelgazó, puedes hacer esto para mejorar la situación

Prepara en 3 litros de agua una infusión de Ruda y Jengibre rallado, unos granos de pimienta blanca, unas flores amarillas y un puñado de sal gruesa.

Déjalo reposar, y luego de hacer tu baño de rutina, vuelca esta infusión desde tu cabeza hasta los pies. Déjala correr. No secar con toalla.

Modo de uso:

• Agregar todos los ingredientes al agua tibia.

• Luego de que el agua hierva dejar reposar por cinco minutos y bañarse con esta mezcla.

• No se debe secar con la toalla, lo ideal es que se seque en el cuerpo como todo ritual para la buena suerte.

• Este baño se puede hacer cuando las personas se sientan inseguras o cuando las cosas no estén saliendo bien.

Es muy importante en cada baño decir: “Dejo esta agua correr para que con ella arrastre toda la negatividad que habita en mí, y atraigo las vibraciones positivas a mi campo áurico, y no permito que ninguna entidad o energía negativa me toque y me invada. Gracias.”

Te sugerimos explorar otras formas de vincularte con el elemento AGUA, y con los demás elementos esenciales, a través de las siguientes formaciones:
–> Danza de los 4 Elementos

–> Danzas Andinas

–> Chamanismo Terapéutico Urbano

Namasté

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 13 =