¿Qué es la Felicidad?

A veces nos preguntamos por qué la felicidad tarda tanto en llegar, por qué no vino antes, pero si nos aparece de repente, cuando ya no la esperábamos; entonces lo más probable es que no sepamos qué hacer con ella.

Es en estos tiempos, donde la ansiedad es una compañera diaria ,que solo hay que disfrutar el momento presente,

Y la felicidad, se encuentra en las cosas simples de la vida, cómo salir a caminar con tu hijo y conversar, Compartir un momento, es hermoso, y llena el alma.

A veces, mantener una actitud positiva es agotador, cuando se lleva una gran pena en el corazón, pero para mi tal vez, es la única forma de seguir adelante.

Todo es efímero, tengamos sabiduría para vivir. Paz, amor y buenos momentos.

¿Pero, cómo hacer para arrancar con el potencial de felicidad?

Lo primero seria hacer un mapa individual de quiénes somos, por ejemplo, soy individual, o estoy en pareja, soy trabajador, soy padre, hijo etc. En realidad, eres todas esas cosas.

Albert Camus dijo: El hombre muere y no fue feliz, la pregunta es,¿ Por qué el hombre no es feliz mientras vive y se le pasa la vida?

Porque mientras uno vive y la vida pasa, uno está haciendo otra cosa.

Cada uno de nosotros somos un conjunto de cosas o de estados como dijimos anteriormente, el tema es que seamos cada uno de ellos cuando lo estemos viviendo, por ejemplo, si eres hijo, cuando estés con tus padres, disfrútalos como tales, lo mismo si eres padre, cuando estes con tus hijos, compórtate como tal, interésate por ellos en lo que hacen en lugar de pedirles silencio porque tienes que ver el partido de fútbol, más bien, compártelo.

Es decir, meterse en el momento que se está viviendo, sin pensar en otra cosa simultáneamente, porque de lo contrario no se disfruta ni uno, ni otro, y así nunca se llega a decir qué feliz estoy.

Uno busca haber sido feliz, en lugar de serlo. Uno busca ir a los recuerdo para decir lo feliz que era, y tal vez en ese momento no era tan feliz y es ahí cuando decimos, uy qué feliz debería haber sido … Y pero por qué no lo fuiste en ese momento y lo ves ahora?, sabes por qué, porque estabas distraído o distraída con otras cosas y no lo valoraste.

Es decir, miramos la felicidad retroactiva o la miramos hacia adelante, – Cuando consiga esto, o cuando me compre tal cosa, sabes qué feliz seré, y resulta que nunca llega porque tú no estás habitando tu momento actual.

La vida es un libro que vamos escribiendo, y lo más importante no es terminarlo de escribir, sino disfrutar de cada renglón que escribamos.

A veces nos pasa cuando planificamos el encuentro con alguien, una salida. Antes de vernos las ansias nos emocionan y tenemos deseos de abrazar a esa persona, pero resulta que cuando estamos con ella, comparamos con el pasado, y todo el presente se diluye y se convierte en frustración, en lugar de pasarlo bien, de compartir amenamente el placer y la felicidad de dicha reunión, y qué pasó… nos perdimos de ser felices.

Cuando en una pareja uno de los dos o los dos, está mirando lo que falta, en lugar de disfrutar lo que hay, cada vez falta más, cada vez hay menos; en cambio cuando uno disfruta lo que hay, cada vez hay más.

Cuando me enfoco en lo que no hay, en mi mente cada vez la falta será más grande.

La felicidad no se define, se experimenta. Es la capacidad de disfrutar las cosas que se viven día a día y la de gestionar las malas; cuando consigues ese equilibrio entre lo bueno y lo malo, te sientes pleno.

Por todo esto, vivamos en gratitud, pensando siempre en la abundancia, en el vaso medio lleno y no, medio vacío, modificando la mirada al momento de vivir cada instante.

Soy hijo, hermano, padre o madre, sobrino, tío, jefe, o empleado, soy todo eso, vivencio todo eso, lo disfruto, dando lo mejor de mi y recibiendo de la vida lo mejor y lo celebro con alegría y gratitud, todos los días de mi existencia.

Namasté

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + siete =