El masaje Shantala

El toque amoroso sobre nuestra piel siempre ha tenido un poder reparador, las caricias nos brindan serenidad, calma y una sensación de relajación profunda.

 

Ya sea que provengan de un kinesiólogo aliviando dolores, de nuestra pareja, o, de manera especial, de las manos sanadoras de nuestras madres, el efecto es siempre beneficioso.

 

El Masaje Shantala, una antigua técnica hindú de masaje centrada en las caricias que las madres realizan a sus bebés, es un hermoso ejemplo de cómo el tacto puede ser sanador.

 

Esta práctica ancestral no sólo ofrece múltiples beneficios físicos, sino que también fortalece el vínculo afectivo entre madre e hijo, proporcionando seguridad y bienestar.

 

El Dr. Frédérick Leboyer, un ginecólogo francés, fue quien introdujo esta técnica en el mundo occidental después de presenciar el conmovedor masaje de una madre a su bebé en Calcuta, en la década de 1950.

 

El nombre “Shantala” proviene del nombre de esta mujer india que inspiró al Dr. Leboyer.

 

Este médico, reconocido por su trabajo en favor de un parto sin violencia, quedó impresionado por la forma en que las mujeres indias masajeaban a sus bebés con amor, paz, ternura y comunicación.

 

Para ellas, el masaje era una manera de proporcionar nutrición emocional a través del tacto, alimentando no solamente los cuerpos de sus hijos, sino también sus almas. El Masaje Shantala es un arte que nutre emocionalmente tanto al bebé como a la madre o el padre que lo realiza.

 

Requiere estar completamente enfocado y equilibrado energéticamente. Antes de comenzar, es esencial tomarse unos momentos para reconectar y encontrar la serenidad.

 

Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración, inhalando profundamente y exhalando lentamente, creando un espacio sereno dentro de ti.

 

Cuando estés listo/a, puedes empezar la práctica. Recuerda que los bebés son especialmente sensibles y que transmitimos nuestras energías a través del tacto.

 

Los beneficios de esta técnica son abundantes, especialmente para bebés prematuros o con bajo peso. Algunos de los beneficios incluyen:

– el fortalecimiento muscular,

– la transmisión de seguridad,

– el fortalecimiento del vínculo afectivo,

– el estímulo del crecimiento, y

– la adaptación al nuevo entorno.

 

El Masaje Shantala también puede ayudar a combatir el insomnio, relajar al bebé, estimular el sistema nervioso, mejorar trastornos digestivos como cólicos, gases o estreñimiento, facilitar el desarrollo del aparato respiratorio e hidratar la piel.

 

Para realizar el masaje, siéntate en el suelo sobre una superficie cómoda con la espalda recta y los hombros relajados. Asegúrate de que la temperatura ambiente sea agradable.

 

Coloca a tu bebé desnudo boca arriba sobre tus piernas estiradas. Utiliza aceite de almendras o aceite específico para bebés, ligeramente tibio.

 

Asegúrate de que el bebé esté despierto y alerta, y evita dar el masaje inmediatamente después de la lactancia.

 

Frota tus manos con un poco de aceite hasta que estén tibias.

 

Comienza por el pecho, deslizando suavemente tus manos siguiendo la línea de las costillas. Luego, realiza movimientos ascendentes y descendentes desde el costado hasta el hombro.

 

Coloca al bebé de lado con un bracito extendido y masajea suavemente ese brazo en semicírculos, cambiando luego al otro lado. No olvides masajear las palmas de sus manos.

 

En el abdomen, realiza movimientos suaves y constantes hacia ti.

 

Luego, masajea las piernas con movimientos semicirculares, similar a lo hecho en los brazos.

 

Con cuidado, coloca al bebé en posición transversal a tus piernas, con la cabeza hacia la izquierda. Masajea su espalda desde la nuca hasta los glúteos, como si estuvieras alisando suavemente. Emplea la otra mano para levantar los glúteos hacia arriba.

 

Finaliza el masaje acariciando suavemente la cara del bebé desde la frente hacia las mejillas.

 

El Masaje Shantala es un arte hermoso y conmovedor que fomenta el amor y el bienestar en los bebés. A través de este toque amoroso, no sólo nutrimos los cuerpos de nuestros pequeños, sino que también nutrimos sus almas.

 

Un regalo de amor y serenidad que perdurará en su vida.
Namasté. Formación relacionada (con descuento para clientes) –> Certificación en Terapia de Masaje

5 comentarios en “El masaje Shantala”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =